El Ejecutivo opta por elevar los impuestos para eliminar la combustión interna del transporte

El Gobierno elevará los tipos impositivos sobre el consumo de diésel y de gasolina, anunciando asimismo la creación de un nuevo impuesto sobre el uso medio real del vehículo en sustitución de otras figuras fiscales actuales como el impuesto de matriculación.

Así lo anunció Pedro Sánchez durante la presentación del documento ‘España 2050. Fundamentos y propuestas para una Estrategia Nacional de Largo Plazo’, donde aseguró que se pondrá el foco en la importancia de garantizar la sustitución de los vehículos de combustión interna por modelos ‘cero emisiones’.

Para ello, desde el Gobierno Central han apuntado que será necesario desarrollar una estrategia intersectorial que facilite la creación del ecosistema que requiere la movilidad eléctrica, fomentando la fabricación en España e impulsando la producción, reutilización y reciclaje de baterías; además de incrementar los puntos de recarga rápidos e incentivar la compra de estos coches.

Siguiendo la estela de los 8 principales países de la Unión Europea

Según este informe del Ejecutivo, también será conveniente elevar de forma progresiva los tipos impositivos sobre el consumo del diésel y de la gasolina, hasta que ambos se equiparen al tipo impositivo medio de la gasolina en los ocho principales países de la Unión Europea.

Asimismo, con el objetivo de ajustar la fiscalidad del transporte por carretera al uso real del vehículo, abordando la totalidad de impactos negativos generados y asegurando una mayor coherencia entre el tipo de modelo adquirido y las necesidades del servicio, el Gobierno propone pasar de las actuales figuras fiscales sobre la compra, la circulación y combustibles a un impuesto sobre el uso medio real del vehículo que tenga en cuenta sus características, tanto en peso como en potencia y emisiones.

{advpoll id=’154′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}