El futuro del pago por uso en las carreteras llega hoy al Parlamento

Este miércoles, el Congreso de los Diputados debatirá sobre la moción a la propuesta del Ejecutivo de aprobar un sistema de pago por uso en la red de carreteras del Estado. El objetivo de dicha oposición, promovida por el Partido Popular, de ser aprobada por la mayoría de la Cámara, sería instar al Gobierno a que retire la medida por “carecer del respaldo político necesario”.

En este sentido, también está previsto que el Ministerio de Transportes presente en breve a las organizaciones nacionales del sector el contenido de su propuesta sobre el mecanismo que plantea en relación al pago por parte de los transportistas por la utilización de estas infraestructuras, además de la traslación a las empresas cargadoras para poder repercutir dicho coste en caso de que la medida sea finalmente aprobada.

La logística se suma al ‘no’

La futura implantación de una medida que “permita cubrir los costes de mantenimiento e integrar las externalidades negativas del transporte por carretera como sucede con el resto de las infraestructuras”, se ha topado de frente con la patronal logística UNO.

Lo explicado en el documento del Plan ‘España Puede’ presentado por el Gobierno ha reabierto un debate en el que Francisco Aranda, presidente de la patronal, ya ha asegurado que, en calidad de representante del sector logístico y de transporte, apoyará la moción del PP en el Senado para frenar la propuesta del Gobierno de cobrar peajes en autovías.

{advpoll id=’28’ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}

Tras reunirse con el Grupo Parlamentario Popular en el Senado para analizar el contenido de la moción presentada en el registro de la Cámara Alta, para su debate en la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Aranda ha apuntado que “aumentar la recaudación a base de propuestas como esta, que supondrá un importante coste para los profesionales del transporte, es tremendamente inoportuno”.

Denuncian la falta de consenso

En esta línea, UNO ha subrayado que los distintos actores implicados en el sector continúan esforzándose para hacer de España un hub logístico mundial y “este tipo de propuestas nos alejan de nuestro objetivo”. Por ello, han decidido respaldar una iniciativa que, esperan, “evite que debamos pagar de nuevo por algo cuyo coste ya asumimos con nuestros impuestos”, asegura el presidente.

Asimismo, Franscisco Bernabé, portavoz de Transportes del Grupo Parlamentario Popular, denuncia la falta de consenso y diálogo con el resto de las fuerzas políticas y el sector del transporte, y asegura que la medida “traerá la pérdida de muchos empleos y el cierre de muchas empresas de transportistas”.