Linde anuncia la nueva generación de carretillas que combinará “lo mejor de los dos mundos”

En junio, Linde Material Handling reforzará el compromiso que ha mantenido desde hace 50 años con la movilidad eléctrica lanzando una nueva generación de carretillas que combinará “lo mejor de los dos mundos”. La intención de la firma, tal y como señalan, es poner la carretilla eléctrica a la altura de las carretillas con motor de combustión interna.

El uso de la tecnología de litio-ion como nuevo medio de almacenamiento de energía y el desarrollo de la pila de combustible con hidrógeno como fuente de energía han dado un mayor impulso a las carretillas eléctricas en los últimos diez años.

Una nueva generación de carretillas elevadoras Linde, que se lanzará en junio, promete un crecimiento aún mayor.

“Con un desarrollo completamente nuevo, nuestras carretillas eléctricas alcanzarán por fin a las potentes carretillas térmicas de la marca Linde“. Todo el mundo podrá asistir a la presentación virtual de los nuevos modelos el 16 de junio a las 11:00 horas.

En consonancia con su historia

Cuando se lanzó la primera carretilla elevadora eléctrica de la marca Linde a principios de los años 70, aún no se podía prever el enorme potencial de la movilidad eléctrica. El desarrollo estaba orientado principalmente a ofrecer un vehículo para aplicaciones de interior. Con la carretilla elevadora con batería, Linde MH abrió un nuevo capítulo en la historia de la empresa.

En los años siguientes, la demanda de carretillas elevadoras con motor eléctrico aumentó de forma constante. Esto se debió a que el número de almacenes y centros de distribución siguió creciendo, y con ello la necesidad de equipos libres de emisiones.

El perfeccionamiento de la electrónica de potencia y de la tecnología digital ha allanado el camino para el éxito continuado de las carretillas elevadoras eléctricas de Linde MH. En 1999 se incorporó a la cartera de productos el primer modelo con motor trifásico o asíncrono. Esto permitió combinar las ventajas de un mayor rendimiento con un alto nivel de fiabilidad y la capacidad de manejar aplicaciones exteriores exigentes.