El transporte catalán desconvoca las movilizaciones ante la moratoria de la ZBE

Después de la demanda de una moratoria para los vehículos pesados contaminantes en la zona de bajas emisiones de Barcelona, y ante la presión ejercida por el sector, los cinco municipios que integran la zona de restricciones, el Área Metropolitana de Barcelona y la Generalitat han acordado ampliar durante seis meses el plazo de aplicación de las medidas.

Con este anuncio se pone fin a la marcha lenta convocada por los transportistas y prevista para este mismo lunes frente a lo que, para el sector, hubiera supuesto la expulsión inmediata de la mitad de las flotas, ya que el porcentaje de camiones que carecen del distintivo ambiental de la DGT supera el 50 por ciento.

Nuevas fechas

El calendario actualizado implica que los camiones y autocares pequeños podrán seguir en las condiciones actuales, es decir, sin etiqueta ambiental, hasta el 1 de enero del próximo año, en lugar del 1 de julio del presente.

El aplazamiento de las limitaciones supone, según el sector, la posibilidad de reanudar la mesa negociadora para lograr la homologación de filtros y catalizadores, así como un plan de ayudas para la renovación del sector.

En respuesta al contexto

Por su parte, las autoridades han informado que esta medida ha sido adoptada “atendiendo a las circunstancias socioeconómicas derivadas de la crisis” por la pandemia.

A ello, según adelanta AMB en un comunicado, se ha sumado la confirmación por parte de Barcelona, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, L’Hospitalet de Llobregat, Sant Adrià de Besòs, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la Generalitat de Catalunya de la dificultad y el reto que supone la renovación del parque de vehículos pesados.