Las grandes navieras lanzan la voz de alarma ante la crítica situación del puerto de Yantian

El tráfico de contenedores entre Asia y Europa tiene un nuevo frente abierto. Las principales compañías navieras han advertido a sus clientes del empeoramiento de la congestión en el puerto de Yantian de Shenzen, en el sur de China, tras el descubrimiento de varios casos asintomáticos de COVID-19 en la ciudad.

La Terminal Internacional de Contenedores de Yantian (YICT), uno de los puertos de contenedores más activos de China con un volumen de manipulación anual de más de 13 millones de unidades equivalentes a veinte pies (TEU), ha impuesto estrictas medidas de desinfección y cuarentena desde el 21 de mayo, momento a partir del cual se descubrieron los primeros casos en el enclave.

En ese momento, más de 40 barcos portacontenedores estaban anclados en aguas abiertas fuera de la terminal, según mostraron los datos de seguimiento de barcos de Refinitiv.

Cambios en las escalas y el reflejo sobre los fletes

A fines de mayo, el puerto de Yantian suspendió temporalmente la aceptación de buques portacontenedores de exportación, lo que provocó un gran retraso en el depósito de contenedores y congestión fuera del puerto.

Cuando Yantian reanudó parcialmente el procesamiento el lunes, más de 23.000 contenedores estaban esperando ser exportados.

En un aviso lanzado por MSC a sus clientes, el gigante marítimo ya advertía que la productividad general de sus operaciones en el enclave asiático se había visto afectada negativamente, alertando que los retrasos en los atraques de los buques continuarían congestionando el puerto durante, al menos, una semana.

La principal línea de contenedores del mundo, Maersk, también advirtió en una carta que espera que la congestión y los retrasos duren al menos 14 días. Otras importantes empresas navieras, incluidas COSCO Shipping, Hapag-Lloyd y ONE, alertaron asimismo a sus clientes sobre los crecientes retrasos y congestión.

Las compañías navieras y las autoridades chinas han aconsejado a los buques que se desvíen a puertos cercanos, incluido el puerto oeste de Shenzen y el puerto Nansha de Guangzhou, que operan con normalidad a pesar de los casos esporádicos del coronavirus en la región.

Sumado a otros factores, esta situación ha llevado a que las tarifas del transporte de contenedores de China a Europa alcancen una cifra de 10.627 dólares/TEU durante la semana pasada.

{advpoll id=’258′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}