La recaída de la carga aérea deja un signo de interrogación sobre la recuperación del mercado

Después de cuatro meses positivos, la demanda de la carga aérea ha vuelto a descender. El cambio de tendencia se ha traducido en una caída del 4 por ciento en comparación a los niveles previos a la pandemia, en 2019. Las continuas incertidumbres del mercado y los días festivos extendidos estarían detrás de esta recaída, según apunta el último análisis de volumen, factor de carga y tarifas de la industria realizado por Clive Data Services y el índice TAC.

Los indicadores positivos del primer cuatrimestre del año han contrastado con la caída de una demanda que, a su vez, ha ido acompañada de un segundo descenso mes a mes consecutivo en el factor de carga dinámica y tarifas de flete aéreo, que alcanzaron su punto máximo a principios de mayo, cayendo hacia finales de mes, apuntan desde Clive.

De esta forma, “los datos mensuales nos dejan con una pregunta que probablemente no tendrá respuesta hasta que veamos el nivel de demanda de junio”, señala Niall van de Wouw, director gerente de la firma.

“Hay señales en los datos de mayo que pueden ser motivo de preocupación, en particular la disminución del 9 por ciento en los volúmenes de carga aérea fuera de Europa en comparación con mayo de 2019″, alerta.

{advpoll id=’361′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}

Con la mirada puesta en los fletes y la capacidad

Si bien mayo registró un factor de carga dinámico del 69 por ciento, un aumento del 7 por ciento con respecto a 2019, basado en el volumen y peso de la carga volada y la capacidad disponible, representó caídas del 2 y 4 por ciento en comparación con abril y marzo de este año.

Además, la capacidad se redujo un 14 y un 18 por ciento en marzo y abril, respectivamente, en comparación con la actividad pre-pandémica.

Los factores de carga elevados significaron también que las tarifas fueron más altas en mayo, mes a mes, pero la tasa de aumento se está desacelerando, incluida una caída en los precios en las rutas comerciales clave en las últimas semanas.

Gareth Sinclair, de TAC Index, explicó que, si bien los índices de flete aéreo del Báltico aumentaron un 3 por ciento en mayo con respecto a abril, es evidente una marcada desaceleración en el crecimiento observado, por ejemplo, en abril frente a marzo, donde creció hasta el 17 por ciento.

Aun así, el mercado de carga aérea sigue siendo fuerte, en particular desde China a Estados Unidos. “Y es probable que continúe durante algún tiempo, ya que la demanda en varios mercados sigue superando a la oferta a medida que aumenta el tráfico de comercio electrónico y la actividad económica se fortalece en muchos mercados”, concluye el estudio.